Ya no es ciencia ficción: la telepatía es ahora posible

El 8 de abril de este año Neuralink, la compañía fundada por Elon Musk en 2016, hizo público un video de 3 minutos y 27 segundos donde se puede ver a un mono controlando una computadora….con la mente. ¡Asombroso!

Pager, que así se llama el  macaco de nueve años, se muestra jugando “MindPong”, una especie de ping-pong digital. Las reacciones internacionales no han faltado y la noticia se ha presentado en casi todos los medios de prensa como algo extraordinario, y lo es sin dudas.

Sin embargo, la idea de controlar dispositivos digitales con la mente no es algo realmente nuevo. Existen evidencias de la posibilidad de controlar dispositivos “telepáticamente” desde inicios del siglo XX y tiene en su base los estudios realizados por Eberhard Erich Fetz, un neurocientífico norteamericano que ha dedicado su vida al desarrollo de implantes cerebrales dirigidos a conectar el cerebro y las computadoras.

Lo que es realmente novedoso del video presentado es que el macaco controle la computadora de forma inalámbrica, o sea, ningún cable conecta el cerebro de Pager con el dispositivo.

Para lograr esto los investigadores implantaron 2 mil cables diminutos a la corteza motora del simio, en la región que coordina el movimiento de manos y brazos. Esto permite que un algoritmo “anticipe” las intenciones de Pager y transmita esa señal al ordenador, lo cual ejecuta una acción en la pantalla antes que el macaco accione la palanca que controla el juego.

Otro aspecto que ha llamado la atención es que se escogieran YouTube para compartir los resultados y no una publicación científica. Sobre esto no tengo nada que decir, solamente recordarles que Elon Musk recicla cohetes espaciales. Seguramente el artículo saldrá a la luz, pero dudo mucho que el “paper” alcance los más de 4 millones de visitas que tiene el video en YouTube (divulgar la ciencia antes de escribirla parece ser otra estrategia de Neuralink).


¿Y para qué sirve este resultado?

En primer lugar ya se habla del impacto que podría tener este tipo de interfaz para los pacientes con parálisis (paraplejias). Con un implante así, los pacientes podrían utilizar sus teléfonos inteligentes empleando sus mentes y ser “más rápidos que alguien usando sus pulgares", dijo el propio Musk. El impacto de este tipo de tecnología podría incluso devolver la marcha a personas parapléjicas. Hay mucho otros usos potenciales, muchísimos más.

Sin embargo, la ciencia es siempre escéptica y necesita de hechos verificables y replicables. Todavía podría ser largo el camino hasta que podamos pedir una pizza desde el baño accediendo a nuestro celular en la sala.

Neuralink tiene como principal propósito implantar chips informáticos cerebrales inalámbricos para ayudar a curar afecciones neurológicas como el Alzheimer, la demencia y las lesiones de la médula espinal, así como fusionar a la humanidad con la inteligencia artificial. 

Disfruten el video

 
 
 

¡Excelente fin de semana!


Recuerda esto: todo lo que es bueno para tu corazón también es bueno para tu cerebro