El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad en la edad adulta
Actualizaciones

.

Autores invitados

Company team



Dr. Juan Moisés de la Serna.

Doctor en Psicología, Máster en Neurociencias y Biología Comportamental
Company team

Dr. Marcos Altable.

Fundador de Neuroceuta. Especialista en Neurología y Neurología Infantil

¡Hola! En nuestro artículo de hoy trataremos una temática sugerida por nuestros seguidores: el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad en la edad adulta.

En este primer artículo hablaremos del Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad en la edad adulta, sus síntomas y sus consecuencias para la vida diaria. 

¿Qué es el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad?

El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (también conocido como TDAH) es un trastorno del neurodesarrollo caracterizado por falta de atención e impulsividad excesivas que no son apropiados para la edad de una persona. El TDAH representa aproximadamente del 5 al 10% de los trastornos mentales en la infancia y la adolescencia. 

En general, se estima que la prevalencia en la edad adulta es aproximadamente del 5%. Este trastorno se puede dividir en tres tipos en función de los síntomas predominantes, por lo que es posible distinguir entre una forma caracterizada por la inatención, otra por la impulsividad e hiperactividad y una tercera variante mixta, en la que se combinan tanto la inatención como la impulsividad.


Los síntomas más significativos en la edad adulta son las dificultades para planificar y organizar las actividades diarias, una inquietud extrema y una impulsividad dañina, todo lo cual contribuye al desafío de mantener el trabajo y unas relaciones interpersonales estables.

Los síntomas pueden dañar varias esferas de la vida cotidiana, como las relaciones familiares y las finanzas.

También es frecuente que las personas con TDAH presenten otras enfermedades mentales. 

Aproximadamente del 63 al 90% de los pacientes adultos con TDAH se ven afectados por al menos otra enfermedad mental.  

Los trastornos psicológicos más comunes en adultos con TDAH incluyen el abuso y dependencia de sustancias, la depresión, los trastornos de ansiedad y los trastornos de la personalidad.

¿Cuáles son los síntomas del TDAH en adultos? 

Los síntomas centrales del TDAH incluyen tres elementos principales: los trastornos de atención, la impulsividad y la hiperactividad. Es de destacar que casi el 90% de los pacientes presentan síntomas de falta de atención. 


Por otro lado, el tipo hiperactivo-impulsivo parece ser el menos representado, caracterizando solo al 8% de los pacientes.

¿Cuáles son las consecuencias psicosociales del TDAH en adultos? 

Las consecuencias sociales que se describen ocurren entre aquellos adultos que no han sido diagnosticados previamente con TDAH, o que no han recibido tratamiento neuropsicológico.

Los pacientes adultos con TDAH suelen informar problemas en el área de contactos y relaciones, como dificultades para establecer amistades a largo plazo, así como relaciones muy inestables.  

Los estudios también muestran comportamientos sexuales de riesgo, por ejemplo, el TDAH aumenta la cantidad de embarazos no deseados y el riesgo de enfermedades de transmisión sexual. 


En la esfera profesional, los afectados se caracterizan por el cambio frecuente de trabajo y una vida laboral inestable. Además, el desempleo de larga duración afecta con mayor frecuencia a los pacientes con TDAH, y las mujeres muestran dificultades para integrarse al mercado laboral. 

Por otra parte, las personas con TDAH toman con frecuencia decisiones precipitadas y peligrosas debido a la impulsividad. 

Las personas con TDAH tienen más probabilidades de cometer infracciones de tránsito como conducir a exceso de velocidad o bajo la influencia del alcohol.  

Una de las consecuencias más notables del TDAH en la etapa escolar es la alta asociación con dificultades de aprendizaje y una elevada tasa de fracaso escolar, que se asocia a la repetición de cursos y, en algunos casos, a la deserción prematura de los estudios.  

 
 

El fracaso académico marcará la vida adulta de estos pacientes, ya que accederán a empleos menos calificados, con una disminución de las oportunidades laborales y económicas en comparación con sus pares, quienes no padecen TDAH. 

Sin embargo el TDAH no solo está presente en los adultos jóvenes, sino que también se puede encontrar entre los adultos mayores.

Si quieres conocer las características del TDAH en los adultos mayores, su impacto en los ancianos y su tratamiento, síguenos en nuestras próximos arículos.

 Recuerda que puedes sugerir nuevos temas. Hasta el próximo lunes. 



Próximos temas
¿De qué estaremos hablando en nuestro próximos artículos?